Proyecto Personal


Lo Primero fue conseguir platos suficientes para realizar la obra, elegí platos blancos de loza porque me pareció que es un plato del que todos hemos comido alguna vez, y si pienso en un prototipo de plato es este, situados sobre un mantel simple y común. Un Total de doce platos, la misma cantidad de gente muere en un minuto, un dato que conocí más tarde y que cambio el rumbo de la obra, pues en principio iba a servir como pantalla sobre la que reproducir un video.

video

Rompí los platos directamente sobre el soporte, y afortunadamente tomaron forma de flor o roseta, un diseño que me gustó mucho, así que pegue los trozos uno a uno prácticamente en la posición que quedaron tras el golpe.





Con el sonido que obtuve de las grabaciones realicé una pista de audio en la que un plato se rompe cada cinco segundos aludiendo a la cifra antes mencionada, que se reproduce en bucle tras el cuadro, creando una atmósfera siniestra y agobiante. Un documento que, al menos, en mí penetra hasta lo más profundo de mi conciencia, un sonido que no podre soportar hasta que la situación haya cambiado y vivamos en un mundo justo.